GRACIAS, SEÑOR, PORQUE TE ERES LA FELICIDAD INFINITA SIN MI, SIN NADIE… 

426.  !Alegrémonos unidos en Dios, que Él es eternamente feliz, sin nada ni nadie que le pueda quitar su gloria…! !Alegrémonos en el triunfo definitivo de Jesús, en el triunfo de María y de la Iglesia! Y ese será nuestro gozo que nada ni nadie nos podrá quitar. !Qué importan los sufrimientos de ahora, llenos de promesas y esperanzas en el triunfo del Amor infinito!

                                                                                                                                                                                    

Madre Trinidad de la Santa Madre Iglesia (11-12-74)