Atención Especial

 

Los mayores tienen siempre un puesto de honor en la parroquia. El Señor les conoce hasta el fondo y sabe todos los trabajos, sufrimientos y sacrificios por los que han pasado a lo largo de su vida, y se los recompensará como sólo Él sabe hacerlo.

En esta etapa de la vida se experimenta más la necesidad que todos tenemos siempre de la ayuda del Señor, especialmente en la gracia sacramental. Por eso, los sacerdotes estamos disponibles y encantados para administrar los sacramentos a las personas mayores que lo pidan, bien sea en la parroquia o en sus propias casas. En particular, los mayores deben considerar la inmensa ayuda que supone poder recibir la sagrada Comunión y la Unción de enfermos.

Fiesta de los Mayores

 

Una vez al año, la parroquia homenajea a sus miembros más veteranos con la Fiesta de los Mayores. Primero, un acto sencillo en el templo; a continuación, unos pinchitos en el salón de actos; y para terminar, canciones, obras de teatro, risas, momentos emocionantes y mucha ilusión.