El grupo de Cáritas parroquial necesita toda la ayuda del mundo para hacer frente a las innumerables necesidades de los centenares de personas necesitadas que se acercan a nuestra parroquia.

Puedes ayudar como quieras: aportando tu tiempo y tus conocimientos profesionales, o como asistente social, o ayudando en el proceso de recepción y distribución de ropa o alimentos… Lo importante es echar una mano en esta faceta tan propia y tan bonita de la Iglesia como es la atención a los necesitados.

Si quieres colaborar, sólo tienes que decirlo en el despacho parroquial o bien escríbenos un e-mail para que nos pongamos en contacto contigo.